¿Así que crees que has sido maldecido?

¿Crees que estás sufriendo una maldición? ¡No te preocupes! En este artículo descubrirás la verdad detrás de las supuestas maldiciones y aprenderás cómo liberarte de ellas. ¡No te pierdas esta guía completa para deshacerte de ese supuesto hechizo y recuperar tu buena suerte!

Si crees que has sido maldecido, tienes mucho trabajo por hacer.

Hay mucho por desentrañar, desaprender, reaprender y reprogramar.

Pero no temas. Los primeros pasos eliminarán la “maldición” casi al instante.

El resto de tu trabajo consistirá en asegurarte de que no vuelvas a caer bajo una maldición.

Hablemos de eso.

¿Así que crees que has sido maldecido?

Lo que significa que estás maldito

En primer lugar, prepárate para esto:

No estás maldito.

No existe tal cosa como una maldición.

Las maldiciones no son reales.

¡¿Quéeeee?!

¿No es lo que esperabas escuchar?

Estás en un sitio escrito por una bruja y te dicen que no solo no estás maldito, sino que las maldiciones ni siquiera son reales.

Sí.

Es cierto.

Las maldiciones no son reales.

Entonces, si crees que estás maldito, es solo porque crees que estás maldito.

Así de poderosa es la mente.

Tu mente es tan completa y totalmente poderosa que esencialmente te has colocado en una habitación de oscuridad e insistido en que no hay salida.

Estás caminando bajo una nube de lluvia oscura de tu propia creación e insistiendo en que es algo que te han hecho.

Y adivina qué.

Cuanto más insistes, más es verdad.

Verás, cada uno de nosotros puede crear su propia realidad.

Llegamos a crear nuestras propias verdades.

Llegamos a manifestar nuestros deseos.

Y ya sea que pienses que lo estás deseando o no, claramente lo estás, porque, bueno, aquí estás.

Maldito.

¿Así que crees que has sido maldecido?

La energía lo es todo

Bien, ahora vamos a profundizar.

Aquí está la cosa, si crees que estás maldito, es porque te has colocado en la oscuridad.

Escribí un artículo completo sobre cómo sucede esto, así que puedes leer más sobre eso en “Cómo saber si estás maldito”.

Y aunque aquí tocaré los detalles más superficiales de ese tema, el objetivo real de este artículo es ayudarlo a salir de la oscuridad en la que se encuentra en este momento.

Porque sea real o no, esté todo en tu cabeza o no, se siente muy, muy real.

Y no hay duda de tus sentimientos.

Sus sentimientos pueden hacer que algo sea tan real que en realidad pueden causarle dolor físico.

Pueden curar su cuerpo de enfermedades graves como el cáncer y las enfermedades del corazón.

Pueden causar enfermedades como cáncer y enfermedades del corazón.

Como dice el dicho, “el cerebro es una droga increíble”.

Tu mente es poderosa más allá de lo creíble.

elizabeth gilberto, en su libro Big Magic, dice que no puedes controlar tus sentimientos. Tus sentimientos están controlados por tus pensamientos. Pero puedes controlar tus pensamientos y, por lo tanto, controlar tus sentimientos”.

Todo, todo, es energía.

¿Así que crees que has sido maldecido?
Hombre con arte corporal espiritual conceptual

Y tienes control completo y total sobre tu propia energía.

Entonces, realmente no importa en términos de lo que harás ahora por qué crees que estás maldito.

Tal vez hiciste daño a alguien en el pasado.

Tal vez has vivido una vida de la que no estás orgulloso.

Tal vez has permitido que alguien entre en tu vida que no debiste y ahora no se va.

Y sí, tendrás que lidiar con todo eso.

Si no sabe dónde se “equivocó”, será muy difícil hacerlo “bien”.

Pongo estas palabras entre comillas porque, de nuevo, realmente no existen cosas como el bien y el mal.

Como dice Abraham Hicks, “nunca puedes equivocarte y nunca lo lograrás”.

Eres un ser infinito. Eres el Universo teniendo una experiencia humana.

Eres el hechizo.

Y tú eres la maldición.

Depende de ti romper la maldición y lanzar un nuevo hechizo.

¿Así que crees que has sido maldecido?

Break It: qué hacer si crees que estás maldito

Siga los pasos a continuación, en orden, y luego repita tantas veces como sea necesario hasta que se sienta libre de la maldición y completamente libre de volver a ser maldecido.

Reconócete como soy

El primer paso para salir de debajo de un sentimiento maldito, de debajo de esa nube, es reconocer que eres un ser infinito.

Al principio, antes de todo tiempo y espacio, solo había una conciencia pura y amorosa.

Sin maldad

sin oscuridad

Solo curiosidad y ganas de expandirse.

Esa conciencia tiene la capacidad de ver todo, ser todo y hacer todo. Es todopoderoso, omnisapiente e imposible de matar.

Su propósito expreso es avanzar y expandirse, crear.

Nosotros, cada uno de nosotros, somos una gota de ese vasto océano.

Somos seres espirituales en cuerpos humanos.

Somos la transmisión, la transmisión, desde la Fuente de Energía, esa conciencia, hacia la televisión o la radio que es nuestro cuerpo humano.

La televisión se averiará en algún momento y morirá por completo, pero la transmisión sigue viva.

Cuando te reconoces a ti mismo como ese “Yo Soy”, como el espíritu, como la conciencia indestructible e inmortal, tienes muy poco que temer.

De hecho, lo único real que hay que temer es salirse de su camino de “yo soidad”.

Es oscuro, frío, aterrador y feo sentirse atrapado en un cuerpo humano, en una experiencia humana miserable, y sentirse limitado por ilusiones como la piel y los huesos, el tiempo y el espacio.

Esa es una verdadera maldición.

Pero, lo bueno es que, como el hijo pródigo, todo lo que se necesita es reconocer tu estado como un ser ilimitado aquí en un cuerpo un poco más limitado aquí para tener una experiencia.

El único punto del dolor y el sufrimiento es mostrarnos cómo sentir alegría y libertad.

Nunca debimos vivir allí.

Son meros mecanismos de contraste.

Sentimos dolor para poder sentir alegría.

Sufrimos para sentir la dicha.

Vemos la oscuridad para que podamos dar un paso hacia la luz.

Tu primer paso para salir de debajo de la maldición es simplemente darte cuenta de que no eres tu cuerpo.

No eres tus pensamientos.

Tú no eres tus limitaciones.

Eres el Universo teniendo una experiencia humana.

Leer de Michael Singer El alma sin ataduras.

Lea el libro del Dr. Bruce Lipton La biología de la creencia.

Lea el libro de la Dra. Ellen Vora La anatomía de la ansiedad.

Leer de Caroline Myss Anatomía del Espíritu.

Leer de Pema Chodron Las cosas se desmoronan.

Leer de Gabrielle Berstein El universo te cubre las espaldas.

Leer de Rebecca Campbell Levántate, hermana, levántate.

Desde médicos hasta escritores, filósofos y curanderos, todos nos dicen lo mismo en un lenguaje hermosamente diferente.

Todos están predicando las mismas enseñanzas que Jesús y Buda ofrecían hace miles de años.

Libera las cosas que te agobian y asciende a tu conciencia superior.

¿Así que crees que has sido maldecido?

Liberar la negatividad

Una vez que reconozcas esta realidad, que eres un espíritu infinito, comenzarás a ver la luz al instante.

Naturalmente, te sentirás un poco más ligero.

Ahora tienes que dejar de llevar todo ese equipaje contigo.

El Dr. Lipton, un biólogo celular, nos dice que estamos programados desde que nacemos hasta que tenemos siete años por nuestro entorno. Nuestros padres, nuestro estilo de vida, nuestros maestros de escuela, todas nuestras experiencias están registradas en nuestro subconsciente.

Luego, reproducimos esa programación subconsciente una y otra vez por el resto de nuestras vidas.

Vivimos en piloto automático, reproduciendo inconscientemente cada trauma, cada historia, cada mala y buena experiencia que registramos en esos primeros años.

Una vez que te des cuenta de eso, y también reconozcas que no eres ninguna de esas cosas, que cuando tu cuerpo humano muera, te liberarás de esa negatividad, puedes comenzar el trabajo de liberarla ahora.

La negatividad a la que te aferras es parte de esta maldición bajo la cual estás convencido.

Y es hora de liberarlo.

Puedes celebrar una ceremonia para ti.

Enciende una gran hoguera bajo la luna nueva, escribe un hechizo de liberación y quema el hechizo en el fuego.

Camina descalzo sobre la tierra y reconócete como un hijo amado, sostenido, del Universo.

Eres ese amor.

Tú eres ese Universo.

Tú eres esa conciencia.

Deja que todo lo demás se vaya.

Y solo… sé.

Cuando sientes que la negatividad crece dentro de ti, sucede lo malo, surge el mal sentimiento, siéntate con él por un segundo o dos, reconócelo, acéptalo como parte de ti que estás liberando y luego deja que te limpie.

La negatividad te está diciendo que te estás saliendo de la carretera, el camino de la luz y el amor.

Entrega toda esa negatividad a lo divino.

Deje que Dios lo sostenga por usted.

Construir y reprogramar

¿Así que crees que has sido maldecido?

Ahora comienza el verdadero trabajo.

Serás desencadenado una y otra vez, más y más al comienzo de tu transformación de “maldito” a “bendecido”.

Cada vez que se activa entonces, debe cambiarlo.

“Ay”, dirás. “Aquí es donde tengo más que aprender. Aquí es donde puedo abrirme más al amor. Aquí es donde puedo tener compasión de mí mismo. Aquí es donde puedo rendirme más”.

Pasarás el resto de tu vida despertando. No hay una solución rápida. Los viejos hábitos tardan en morir.

Pero esa curación inicial, ese reconocimiento, eliminará efectivamente la maldición.

Y su compromiso continuo de estar completo y sanado asegurará que nunca más permita que lo “maldigan”.

¡Feliz manifestación!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





Preguntas frecuentes sobre haber sido maldecido

Preguntas frecuentes sobre haber sido maldecido

1. ¿Qué es una maldición?

Una maldición es una invocación de un poder maligno o una expresión de deseo negativo dirigido hacia una persona o situación. Se cree que las maldiciones pueden causar daño, mala suerte o problemas persistentes.

2. ¿Cómo sabré si he sido maldecido?

Identificar si has sido maldecido puede ser complicado, ya que los efectos pueden variar y muchas veces pueden confundirse con circunstancias normales de la vida. Sin embargo, algunos posibles indicadores incluyen: mala suerte constante, cambios repentinos en la salud física o mental, relaciones deterioradas o eventos inusuales y negativos que parecen estar fuera de tu control.

3. ¿Quién puede maldecir a alguien?

Cualquier persona puede maldecir, pero generalmente se piensa que los maldecidos son víctimas de brujería, hechicería o personas con habilidades paranormales relacionadas con la magia negra. También se cree que las personas pueden maldecirse a sí mismas a través de pensamientos negativos y autodestructivos.

4. ¿Las maldiciones son reales?

La creencia en las maldiciones varía según las diferentes culturas y creencias. Para algunos, las maldiciones son muy reales y pueden tener un impacto negativo en la vida de una persona. Otros las consideran supersticiones o meras coincidencias. No hay evidencia científica que pruebe la existencia o efectividad de las maldiciones.

5. ¿Cómo puedo romper una maldición?

Si crees que has sido maldecido, hay diferentes métodos para intentar romper la maldición. Algunas personas recurren a la ayuda de expertos en energía negativa, como chamanes o curanderos espirituales. Otros optan por realizar rituales de limpieza o protección utilizando elementos como hierbas, amuletos o velas. Es importante recordar que cada individuo tiene su propia perspectiva y enfoque sobre cómo romper una maldición.

6. ¿Qué medidas puedo tomar para evitar las maldiciones?

No hay una forma concreta de evitar las maldiciones, ya que su existencia y efectividad son objeto de debate. Sin embargo, algunas personas creen que mantener una actitud positiva, cultivar relaciones saludables y practicar técnicas de protección energética pueden ayudar a prevenir posibles maldiciones o minimizar sus efectos.

7. ¿Dónde puedo obtener más información sobre las maldiciones?

Si deseas obtener más información sobre las maldiciones, puedes consultar el siguiente enlace de Wikipedia. Allí encontrarás información detallada sobre el tema, incluyendo su historia, diversas interpretaciones culturales y más.

Recuerda que las creencias en maldiciones varían ampliamente y es importante mantener una mente abierta al investigar y discutir este tema.


Deja un comentario