Cómo cargar cristales para curar

Has escuchado hablar de cargar cristales para curar, pero ¿sabes cómo hacerlo correctamente? En este artículo te revelaremos los secretos detrás de esta antigua técnica de sanación. Descubre cómo aprovechar al máximo las energías de los cristales y cómo pueden ayudarte a mejorar tu bienestar físico y emocional. ¡Prepárate para adentrarte en el fascinante mundo de la curación con cristales!

¿Se pregunta cómo cargar sus cristales para la curación?

Cómo cargar cristales para curar

Tener todos tus chakras limpios, alineados y abiertos es el comienzo para hacer que la verdadera magia suceda en tu vida.

Para ayudar a facilitar este proceso, puede tener cristales correspondientes para cada chakra. Pero, por supuesto, los cristales deben estar imbuidos de energía regularmente.

En el mundo espiritual de las brujas, llamamos a esto cristales de “carga”.

Entonces, necesitarás saber la mejor manera de cargar piedras de chakra.

chakras

Cómo cargar cristales para curar

Los chakras son los centros de energía del cuerpo. Cada ubicación corresponde a la energía universal y una parte diferente de la experiencia humana.

Para comprender cómo cargar los cristales para la curación, es útil comprender sus chakras.

Los chakras se basan en una antigua práctica india de alrededor del año 1500 a. C. en el texto más antiguo de la región llamado Vedas.

Pero India no está sola en su práctica de centrarse en los centros de energía.

China tiene su propia medicina oriental que se centra en Chi o energía.

En hebreo antiguo, los cabalistas del medio oriente basaban esas energías en torno a lo que llamaban sefirot.

Y en la religión cristiana occidental, tenemos los sacramentos.

Todos estos nombres diferentes hablan de la energía que podemos aprovechar dentro de nosotros, que puede bloquearse y que puede ser increíblemente poderosa cuando se maneja bien.

Es importante recordar que los chakras son simplemente puntos focales para que dirijamos nuestra atención a un área en particular que necesitamos sanar, o la necesidad de alinear nuestra energía dentro de nuestros cuerpos, mentes y espíritus.

No importa que los llamemos chakras, sefirot, sacramentos, chi o cualquier otra cosa. Son meras herramientas para entendernos a nosotros mismos.

Los chakras son los más fáciles de seguir, por lo que son tan prominentes en muchas prácticas espirituales en todo el mundo.

Para una comprensión más profunda de los chakras, puede consultar la “biblia” sobre el tema, Ruedas de la vidaescrito por Anodea Judith.

También puede consultar mi propia introducción simple a los chakras y la salud.

Pero básicamente, así es como funcionan.

7 Chakras existen dentro de nuestros cuerpos que van desde la planta de nuestros pies o la base de nuestra columna vertebral, dependiendo de si estamos sentados o de pie, hasta la coronilla de nuestra cabeza.

Raíz Chakra

Comenzamos en la raíz de nuestros cuerpos, las partes de nosotros que prácticamente siempre están conectadas de alguna manera a la tierra. El chakra raíz es el primer chakra y la base de nuestra salud física. Forma nuestra conexión con la tierra de la que venimos y nuestra interconexión con nuestra comunidad y toda la vida en la tierra.

Chakra sacro

Desde allí, ingresamos al chakra sacro, el segundo chakra, que es el asiento de nuestra creatividad y el femenino divino. Aquí es donde nos conectamos con otras personas, incluidas y especialmente nuestras parejas íntimas y los humanos que traemos a este mundo y nutrimos.

Chakra del plexo solar

El chakra del plexo solar, el tercero que asciende por nuestro cuerpo, es el lugar del que emanan todos nuestros sentimientos. Respondemos a la vida desde nuestro “intestino”, y hay literalmente ganglios de nervios entretejidos en este lugar, justo debajo de la caja torácica y arriba del estómago, que se extiende hacia afuera en todas direcciones como las ramas de un árbol. Es una parte importante de nuestro sistema nervioso central y nos conecta con nosotros mismos.

Corazón Chakra

El chakra del corazón es el chakra central, justo en el medio, el cuarto de la línea. Es el asiento de nuestro amor incondicional por nosotros mismos y por los demás. Aquí es donde experimentamos el perdón, la empatía, la compasión y el amor romántico. Bloqueamos este chakra con miedo y odio hacia los demás.

Chakra de la garganta

El chakra de la garganta, el quinto chakra, está ubicado en el centro de la garganta y es desde aquí que debemos hablar y decir nuestras verdades. La verdad, la confianza, la integridad y la comunicación son partes del chakra de la garganta.

Chakra del tercer ojo

El chakra del tercer ojo se encuentra justo encima de la frente, justo en el centro de la frente, y es el sexto y penúltimo chakra. Desde aquí vemos la verdad, ganamos conocimiento y formulamos sabiduría en este mundo. En el mejor de los casos, nuestro chakra del tercer ojo nos permite separarnos, permanecer neutrales y amorosos, y ver las cosas objetivamente.

Chakra de la corona

El chakra de la corona, el séptimo y último chakra, está ubicado en la coronilla e incluye la glándula pineal. Este chakra permite nuestra conexión y comunicación directa con lo divino. Es el asiento de toda nuestra intuición divina y amor divino.

Cuando limpiamos nuestros chakras, debemos comenzar desde la corona y trabajar hacia abajo. Lo hacemos en este orden porque debemos abrir nuestras coronas, nuestros cuerpos y espíritus, a lo divino. Estamos, en esencia, rindiendo nuestra voluntad a la de lo divino, renunciando al control.

Limpiamos el chakra de la corona, bajamos al tercer ojo y la garganta, y hacemos una pausa. Esos tres chakras están basados ​​en la cabeza por encima del corazón y merecen una pausa antes de pasar al corazón.

Cuando nos movemos hacia el corazón, nos imaginamos nuestro corazón despejándose y haciendo espacio para amar incondicionalmente a todas las personas, cosas y experiencias, y para liberar las emociones negativas de nuestro corazón.

Luego pasamos a los tres chakras inferiores, a través del plexo solar, el chakra sacro y finalmente al chakra raíz, en cuyo punto imaginamos una luz que viaja desde lo divino, hacia nuestra coronilla, a través de todos los chakras y hacia la tierra. .

Desde allí, la luz se ramifica bajo tierra en todas direcciones, conectándonos con toda la vida en la tierra.

Luego imaginamos que la luz vuelve a subir a través de nuestras raíces y gradualmente vuelve a subir por los chakras a través de nuestras coronillas y se rocía en todas las direcciones hacia el espacio.

Somos uno, estamos despejados, estamos alineados.

Lo mejor es practicar la limpieza de este chakra todos los días, al comienzo de cada día. Tómate unos diez minutos para quedarte quieto y completar este proceso de meditación antes de pasar a una meditación más profunda.

Cristales para Chakras

Para facilitar la limpieza de este chakra, puedes elegir un cristal poderoso que corresponda a cada chakra frente a ti mientras meditas. Puedes leer más en profundidad sobre las piedras que se relacionan con cada chakra, pero por ahora, puedes seguir este esquema básico.

Piedras de Chakra Raíz: Granate y Turmalina Negra

Cómo cargar cristales para curar
Granate rojo (piropo)

Piedras del chakra sacro: cornalina y calcita naranja

Cómo cargar cristales para curar
Cornalina

Piedras del Chakra del Plexo Solar: Piedra Citrina y Ojo de Tigre

Cómo cargar cristales para curar
Ojo de tigre rojo / Ojo de buey / Ojo de buey

Piedra del chakra del corazón: cuarzo rosa

Cómo cargar cristales para curar
Cuarzo rosa

Piedras del chakra de la garganta: amazonita y lapislázuli

Cómo cargar cristales para curar
Lapislázuli

Piedra del chakra del tercer ojo: Amatista y Azurita

Cómo cargar cristales para curar
cuarzo amatista

Chakra Corona: Cuarzo Claro y Lepidolita

Cómo cargar cristales para curar
Cuarzo claro

Tenga en cuenta que, como con todas las herramientas y objetos de adivinación, prácticas y rituales, los cristales de los chakras están sujetos a su propia interpretación y energía.

¿Cómo sabes si debes usar un granate o una obsidiana negra para el chakra raíz? Bueno, puedo decirte que el granate funciona para la regeneración y la obsidiana negra funciona para la conexión a tierra, pero también debes sentir eso por ti mismo.

Estos cristales no significan nada, son simplemente rocas, si no los sostienes en tus manos e imaginas su energía fluyendo hacia ti.

Por lo tanto, cuando decida qué cristales alinear para la limpieza de chakras, sosténgalos en sus manos durante unos segundos cada uno y haga su elección desde un lugar de paz e intuición.

Cómo cargar piedras de chakra

Hay dos formas simples de cargar las piedras de tu chakra, y ambas son altamente efectivas.

Meditar

Usted personalmente puede cargar sus piedras de chakra con su propia energía que fluye infinitamente. Realice una práctica semanal en la que, una vez que se sienta completamente despejado y alineado, sostenga cada piedra en la mano y medite sobre ella.

Imagina la energía que fluye desde lo divino, a través de tu coronilla y hacia el chakra con el que estás trabajando. Luego imagina tu propia energía fluyendo desde ese chakra hacia tu piedra, llenándola hasta reventar para que la energía irradie desde el cristal.

También permita que toda la energía no deseada sea eliminada por energía positiva y energía curativa.

Luna llena

La segunda forma de cargar las piedras de los chakras y eliminar toda la energía negativa es sentarse bajo la luna llena, que es una forma aún más poderosa de establecer una nueva intención y cargar cristales curativos que bajo la luna nueva.

La luz de la luna llena emana energía positiva a nivel energético durante un tiempo poderoso para canalizar vibraciones naturales.

Para que todos los elementos entren en juego, puede colocar sus cristales primero directamente sobre la tierra bajo la luz solar directa para la energía de la tierra y el fuego, luego colóquelos en un recipiente de vidrio transparente y llénelo con agua para obtener agua y energía de flujo, y luego déjelos fuera. al aire libre bajo la luna llena para el aire y la energía de regeneración.

En la mañana después de la luna llena, las piedras de su chakra estarán completamente cargadas, todas las energías negativas se liberarán y la curación con cristales estará lista para exudar propiedades curativas.

Luego, cada vez que te sientes a meditar por la mañana para limpiar tus chakras, agradece a tus piedras por apoyarte en tu práctica, agradece al universo por cargar tus piedras y agradécete a ti mismo por sentarte a meditar, amarte a ti mismo y practicar un fuerte cuidado personal todos los días. día.

Parece mucho, lo sé. Comprender cómo cargar cristales para la curación es un viaje intenso. Pero la verdadera magia se practica, siempre, desde un lugar de amor, claridad y apertura, y un buen ritual de meditación diario completo es la base de esos tres elementos esenciales.

Confía en mí. Te acostumbrarás tanto con el tiempo que no podrás vivir sin él.

¡Feliz manifestación!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





Preguntas Frecuentes – Cómo cargar cristales para curar

Preguntas Frecuentes – Cómo cargar cristales para curar

  1. ¿Qué es la carga de cristales?

    La carga de cristales es un proceso en el cual se les infunde energía para activar sus propiedades curativas. Esta práctica se utiliza en la terapia con cristales para potenciar su efecto y optimizar su capacidad de sanación.

  2. ¿Por qué debo cargar mis cristales?

    Los cristales, al ser utilizados en terapias holísticas, acumulan energía negativa o bloqueada que puede afectar su funcionamiento. Cargar los cristales los revitaliza y restablece su equilibrio, permitiéndoles liberar su energía benéfica.

  3. ¿Cómo puedo cargar mis cristales?

    Existen diferentes métodos para cargar tus cristales:

    1. Exposición solar: Coloca tus cristales en un lugar soleado durante al menos 4 horas para que se carguen con la energía del sol.
    2. Exposición lunar: Pon tus cristales al aire libre durante la noche, preferiblemente en una noche de luna llena, para absorber la energía de la luna.
    3. Enterrado en la tierra: Separa un espacio en tu jardín y entierra tus cristales durante un día o más para que se carguen con la energía de la tierra.
    4. Agua de mar: Si tienes acceso a una playa, sumerge tus cristales en agua marina durante algunas horas para limpiarlos y cargarlos simultáneamente.
  4. ¿Con qué frecuencia debo cargar mis cristales?

    La frecuencia de carga de tus cristales depende de su uso y la cantidad de energía que acumulen. Como regla general, se recomienda cargarlos cada dos semanas o cuando sientas que su energía ha disminuido.

  5. ¿Cuáles son los cristales más utilizados para curar?

    Existen muchos cristales con propiedades curativas, pero algunos de los más comunes son:

    • Cuarzo transparente: Aumenta la energía, claridad mental y equilibrio emocional.
    • Amatista: Promueve la relajación, la paz interior y la conexión espiritual.
    • Ágata: Proporciona estabilidad, fuerza emocional y protección.
    • Aventurina: Fomenta la prosperidad, el crecimiento personal y la buena suerte.
  6. ¿Dónde puedo obtener más información sobre los cristales y sus propiedades?

    Puedes encontrar información adicional en la página de Wikipedia sobre cristaloterapia. Allí encontrarás detalles sobre diferentes tipos de cristales y sus beneficios para la salud.


Deja un comentario