La Carta del Diablo (Tarot): Un Simple Malentendido

La Carta del Diablo (Tarot): Un Simple Malentendido

Descubre la verdad detrás de una carta que ha sido malinterpretada y temida durante mucho tiempo. En este artículo, exploraremos el significado real de la Carta del Diablo en el Tarot y revelaremos que se trata de un simple malentendido. ¡Prepárate para desmontar mitos y descubrir la verdadera esencia de esta intrigante carta!

¿Dibujaste al Diablo de una baraja de cartas del tarot? ¡No entrar en pánico! Descubra por qué esta carta incomprendida puede ser la mejor mano que le hayan repartido.

Al igual que la Carta de la Muerte, el Diablo apuñala al novicio consultante con una inquietud estremecedora.

Inmediatamente evoca la imagen de una figura con patas de cabra con cuernos y una horca.

Prácticamente moviendo la cola hacia ti, parece decir: «Niña, hiciste mal».

En cuanto a los presagios, no se ve bien.

¡Pero no tan rápido! Esta carta trae consigo la revelación, que siempre precede al triunfo personal.

Dibujar la carta del diablo

Antes que nada, dejemos una cosa en claro: La Carta del Diablo no tiene nada que ver con la adoración al diablo. No dice nada sobre la naturaleza del tarot en ese sentido, además de que la aparición del diablo en la literatura bíblica implica que los cristianos son adoradores del diablo.

El Diablo en el tarot representa la experiencia humana universal de lucha frente a probabilidades abrumadoras.

Piense en esta tarjeta como un recordatorio de que superar la adicción en cualquier forma primero requiere que la reconozcamos como una fuerza de atadura emocional.

Este atrapamiento del alma es autoinfligido o infligido por otros. Pero por lo general, son ambos.

Reconoce primero que algunos hábitos son fructíferos y otros dan poco o nada. El primero nos lleva por el camino del progreso. Este último nos empuja hacia atrás.

Palabras clave

Antes de obtener un conocimiento más profundo de cualquier carta del tarot, es útil asociar en su mente algunas palabras clave básicas, especialmente si aún está conociendo su baraja de tarot.

Prueba este ejercicio. Saque la tarjeta Devil de un (enlace de afiliado —>) baraja estándar de cartas del tarot.

Siéntese en una posición cómoda con una hoja de papel y un bolígrafo. Tómese un momento para mirar los detalles de la tarjeta. Fíjate en lo que captas. Luego, escribe algunas palabras clave que te vengan a la mente.

Esto es lo que conseguí:

*Esclavitud

*Codicia

*Adiccion

*Fracaso

*Corrupción

* Poder mal utilizado

*Sombra propia

Sé lo que estás pensando. Nada de eso suena especialmente positivo.

La verdad es que todas las tarjetas vienen con su propio equipaje complicado. La Tarjeta de los Enamorados, por ejemplo, sonidos como una buena tarjeta para entrar en una tirada.

Pero realmente piensa en los asuntos amorosos de tu vida.

¿Alguna vez has tenido un romance que no haya tenido al menos algo de… . . asuntos?

Por qué no debes entrar en pánico.

Entonces, ¿por qué no deberías entrar en pánico si sacas la carta del Diablo?

Porque si presta mucha atención a su mensaje, comprenderá que en realidad es un precursor de un cambio de vida positivo.

Esta carta aparece a menudo en una tirada cuando nos sentimos perdidos o nos falta claridad en nuestras vidas. Es una llamada de atención que anuncia con bastante audacia: ¡Estás atascado en tus caminos! ¡Es hora de moverse!

En cierto modo, este es el mensaje más refrescante que jamás recibiremos.

Es un desafío. Nos llama a ponernos nuestros pantalones de niña grande y hacer algo.

Pero también es una especie de permiso. La mayor parte del tiempo, cuando nos sentimos atrapados en ciclos, desear cambiar, pero sufrimos de una visión de túnel estrechamente enfocada. La carta del Diablo nos pide que demos un paso atrás, examinemos patrones y eliminemos los que ya no nos sirven a nosotros ni a los demás.

Entonces, ¿a qué eres adicto? ¿Chocolate? ¿Autocrítica? ¿Amantes tóxicos?

Eran todo adicto a algo.

Y la verdad es que, una vez que superamos la esclavitud de un hábito destructivo, a menudo encontramos otro enterrado debajo de él.

La carta del Diablo nos recuerda que superar las cadenas de la atadura personal es un proceso de toda la vida.

No todo es lo que parece.

Hay una cosa más que quitar de la Carta del Diablo.

Cuando algo despierta en ti un miedo irracional, lo mejor es mirarlo a la cara.

Abstenerse de hacer juicios rápidos recompensa a la persona de mente abierta.

Si alguna vez retrocediste ante la aparición de esta carta, recuerda que el conocimiento ahuyenta la ignorancia.

La oscuridad es simplemente la ausencia de luz.

Brilla intensamente, nena.

La Carta del Diablo (Tarot): Un Simple Malentendido

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Preguntas frecuentes sobre «La Carta del Diablo» (Tarot): Un simple malentendido

El Tarot es una herramienta fascinante que ha cautivado la mente de las personas durante siglos. Uno de los arcanos mayores que suele generar curiosidad y controversia es «La Carta del Diablo». Aunque su apariencia puede resultar inquietante para algunos, es importante entender que su interpretación no debe tomarse de forma literal. En este artículo, abordaremos las preguntas más frecuentes relacionadas con esta carta y aclararemos algunos malentendidos comunes.

¿Qué representa «La Carta del Diablo» en el Tarot?

En el Tarot, «La Carta del Diablo» representa los lugares oscuros de nuestra psique, los instintos básicos y las tentaciones que pueden influir en nuestras decisiones. No obstante, esto no implica que la carta represente algo maligno o siniestro. En su contexto, se refiere más a los aspectos más primitivos de nuestra naturaleza y a los desafíos que debemos enfrentar para superar nuestras debilidades internas.

¿Está asociada «La Carta del Diablo» únicamente a cosas negativas?

No, la interpretación de esta carta puede variar dependiendo del contexto en el que se encuentre. Aunque a primera vista puede parecer perturbadora, debemos comprender que en el Tarot no existen únicamente conceptos buenos o malos. «La Carta del Diablo» puede señalar un aspecto que debemos examinar en nosotros mismos, una tentación o desafío que debemos enfrentar. Nos insta a confrontar nuestros miedos y debilidades con valentía y confianza en nuestra capacidad para trascenderlos.

¿»La Carta del Diablo» tiene alguna relación con el diablo en el sentido religioso o satánico?

Es importante destacar que el Tarot no tiene una relación directa con ninguna religión en particular, incluyendo el satanismo. Su interpretación se basa en las creencias y símbolos asociados con el Tarot, que tienen raíces ancestrales y están vinculados a diversas culturas y sistemas de creencias. Por lo tanto, «La Carta del Diablo» no debe ser vista como una referencia religiosa o satánica, sino como una representación simbólica de elementos psicológicos y emocionales.

¿Cómo interpretar «La Carta del Diablo» en una lectura de Tarot?

La interpretación de «La Carta del Diablo» puede variar dependiendo del contexto de la lectura y las cartas que la acompañan. Algunos posibles significados incluyen la necesidad de enfrentar nuestros miedos internos, la importancia de mantenernos fieles a nosotros mismos y no caer en tentaciones destructivas, o la advertencia de que podemos estar dejándonos atrapar por nuestra propia negatividad.

Es importante recordar que la interpretación de las cartas del Tarot puede ser subjetiva y variar según el lector y el consultante. Siempre es recomendable buscar una interpretación profesional para obtener una visión más precisa y completa.

Fuentes:

  1. Para obtener más información sobre la simbología del Tarot: Wikipedia – Tarot
  2. Para explorar los significados de «La Carta del Diablo» específicamente: Wikipedia – Diablo

En conclusión, «La Carta del Diablo» en el Tarot no debe interpretarse literalmente como algo maligno. Es un recordatorio de que debemos enfrentar nuestros desafíos internos con valentía y confianza en nuestra capacidad para crecer y superar nuestras debilidades. Como con cualquier herramienta esotérica, es importante abordarla con respeto, curiosidad y discernimiento.

Deja un comentario