La Magia del Divino Femenino y el Divino Masculino

“Descubre el poder de la magia ancestral que reside en el divino femenino y el divino masculino. Sumérgete en la sabiduría de las energías cósmicas que equilibran el universo y potencian tu propia transformación. ¡Únete a esta fascinante travesía hacia la plenitud y descubre el poder de tu verdadero ser!”

Existe un gran malentendido sobre el divino femenino y el divino masculino. Si queremos vivir en armonía, despiertos y en paz, es una buena idea aclarar estos términos y lo que significan para nosotros.

Un femenino divino equilibrado y un masculino divino allanan el camino hacia el camino iluminado, tanto dentro de ti como en cualquier relación a largo plazo que formes.

Será extremadamente desafiante tratar de avanzar sin poner estas energías en la perspectiva adecuada en su vida y sus relaciones.

La Magia del Divino Femenino y el Divino Masculino

Adán y Eva

En el mundo occidental, nuestro primer ejemplo cultural del divino femenino y el divino masculino se refleja en la historia de Adán y Eva en la Biblia cristiana.

Las dos primeras creaciones humanas de Dios en esta historia están destinadas a equilibrarse entre sí.

Mientras están en el Jardín del Edén, donde Dios los colocó, todavía eran perfectos, esencialmente niños jugando, ingenuos e inocentes.

Dios también colocó el árbol del conocimiento en el Jardín y les advirtió a ambos que no comieran del fruto de este árbol.

Luego, por supuesto, apareció la serpiente y convenció a Eva de que comiera del árbol.

La fruta era tan buena que la compartió con Adam.

Ahora, Adán y Eva eran adultos, habían madurado y se habían vuelto mundanos con conocimiento.

Se cubrieron con hojas de higuera, reconociéndose desnudos, y Dios los echó del Jardín.

Creo que esa es la parte de la historia que es más importante aquí.

El resto, acerca de Dios maldiciendo a Eva por tener períodos dolorosos y partos y el hombre teniendo que esforzarse mucho y duro solo para comer su comida, y especialmente sobre el hombre que gobierna a su esposa, es mejor dejarlo para otra discusión.

Baste decir que creo que la mayor parte de esa última parte es basura total escrita por un patriarcado que necesitaba controlar a su gente.

Pero yo divago.

La Magia del Divino Femenino y el Divino Masculino

Un Dios Todopoderoso

Dios es omnisciente, todopoderoso y todo está presente en la Biblia.

Él no puede ser engañado.

Y como un ser eterno y creativo, no tiene sentido que le tienda una trampa a sus dos amados hijos.

El único sentido que tiene esta historia es que se suponía que todo sucedería de esta manera.

Adán y Eva estaban destinados a despertar a las realidades del mundo, no a quedarse en la inocencia ingenua como humanos para siempre.

Tuvieron que salir del Jardín del Edén de la misma manera que todos tenemos que salir de las casas de nuestros padres y salir y hacerlo por nuestra cuenta.

Y podemos ver varios casos en los que la metáfora nos ayuda a ver claramente la moraleja de esta historia.

Adam es el seguidor de reglas fuerte y agresivo.

Eva es la curiosa, creativa, caótica, rebelde.

La serpiente es el ego, el subconsciente, la voz en tu cabeza que dice, “¿por qué no?”

Estos tres elementos están presentes dentro de cada uno de nosotros.

Dios es el espíritu, el Universo, nuestra conciencia superior, el Todo, la voz suave y apacible dentro de nosotros que nos lleva a nuestro mayor bien.

Necesitamos tanto masculino como femenino, y también necesitamos nuestro ego.

Necesitamos entender y seguir las reglas, necesitamos romper las reglas a veces, y necesitamos que nuestros egos nos desafíen y nos mantengan bajo control en el mundo humano.

El ego nos da miedo, y el miedo puede ser algo bueno con moderación.

Debemos tener miedo de poner nuestra mano sobre la estufa caliente.

Debemos tener miedo de caminar por un callejón oscuro a medianoche.

Pero el ego también dice, “¿por qué no?”

Y necesitamos eso también.

El masculino es sólido, orden, organización, estructura.

Lo femenino es fluido, salvaje, caos, creación.

Necesitamos ambos.

Y tenemos ambos.

Sin orden, no podría haber sociedades civiles, no podría haber hogares felices, no podría haber gobiernos o familias que funcionen.

Pero sin caos, no podría haber progreso, interrupción, nuevas ideas, innovaciones, arte, belleza ilimitada.

Por lo tanto, es lógico que esta historia de origen en la Biblia, la primera historia cuando abres el libro, trata sobre la necesidad de lo divino femenino y lo divino masculino.

También es revelador que Dios crea a la mujer del hombre, atandonos unos a otros inextricablemente.

La Magia del Divino Femenino y el Divino Masculino

No puede haber mujer sin hombre, y no puede haber hombre sin mujer. En cualquier caso, nos falta una parte de nosotros mismos si nos separamos.

De nuevo, esto no es literal; es metafórico.

Nosotros, como humanos, no estamos completos cuando negamos una parte de nosotros mismos.

Jesús y María

Aquí es donde diría que el sufrimiento que hemos soportado durante miles de años de civilizaciones y sociedades en todo el mundo se debe en gran parte a que hemos estado en un estado de desequilibrio masculino.

Hemos oprimido a nuestro divino femenino.

Hombres y mujeres por igual han oprimido al divino femenino interior.

Incluso lo hicimos en la Biblia cristiana.

tomamos María Magdalena lejos de Jesús.

En los rollos del mar muerto y los libros perdidos de la biblia, los relatos que no estaban incluidos en el libro tal como lo conocemos, María Magdalena era la discípula más cercana de Jesús, su consorte, su amante, su esposa y probablemente la madre de sus hijos.

Incluso en la misma biblia se nos dice que las tres Marías fueron las únicas con Jesús para su crucifixión.

Su madre, su tía y su esposa.

la prostituta???

Sí. María Magdalena la prostituta.

Ven a descubrir que la palabra prostituta está mal traducida en la biblia moderna.

La palabra original significaba algo más cercano a una mujer que seguía su propio camino, que vivía fuera de las reglas de su sociedad.

No una trabajadora sexual.

Y luego, cuando Jesús resucitó, eligió a María Magdalena para revelarse primero.

Por supuesto que lo hizo.

El simbolismo aquí es obvio.

Divino masculino y divino femenino.

Se necesitan mutuamente.

Jesús no podría haber sido quien fue sin María a su lado.

Esto es obvio.

Él era todo espíritu.

María lo hizo humano.

Y si Jesús no era humano, entonces nosotros éramos solo otro dios, solo otro espíritu al que nunca podemos aspirar a ser, aspirar a emular.

Jesús tenía que ser humano, y María nos mostró que lo era.

Pero hemos perdido nuestro camino.

Hemos permitido que María sea llamada prostituta y dejada en el camino.

Nos hemos desequilibrado en nuestra masculinidad.

La Magia del Divino Femenino y el Divino Masculino

El masculino desequilibrado

Nadie sabe esto mejor que yo.

He estado en mi masculino desde que tengo memoria.

Desde una infancia de divorcio y trauma, y ​​luego huir a la edad de 15 años, he necesitado llamar a mi masculino.

Y como resultado, he atraído a hombres débiles dispuestos a ser dominados y dominados.

Ambos en versiones de feminidad tóxica y masculinidad tóxica.

El masculino es un hacedor.

He estado luchando, trabajando y haciendo durante décadas.

Fui provocado fácilmente, haría que cualquiera que se me opusiera se sintiera pequeño e insignificante.

Tenía reglas estrictas y estrictas, era farisaico, y cualquiera que no estuviera de acuerdo conmigo era estúpido y podía ser arrastrado a mi realidad conmigo o ir directamente al infierno.

Yo era exclusivo y de mente única.

Este es el masculino desequilibrado, y lo vemos en todas partes en nuestra sociedad y en todo el mundo.

“Peleemos.”

El ego entra con toda su fuerza, el patriarcado dice “Yo sé lo que es mejor”.

Y pasamos miles de años en guerras y conflictos, luchando contra la ilusión de la escasez de recursos.

Lo femenino desequilibrado

La Magia del Divino Femenino y el Divino Masculino

Lo femenino desequilibrado es igual de peligroso.

Ella es puro salvajismo, indomable, inalcanzable.

Ella es un huracán, un tornado, una inundación.

Ella es manipuladora, intrigante y cortante.

No tolera las reglas ni la estructura en absoluto y utilizará todas las herramientas de su caja para derribarte, atravesarte y destruir.

Ella está en modo destructivo en lugar de creativo, y se comerá a sus propios jóvenes para sobrevivir.

No es lindo.

Equilibrando el Divino Masculino y el Divino Femenino

Para equilibrar estas energías, tenemos mucho trabajo por hacer, y algunos de nosotros ya hemos comenzado.

Para mí, el primer paso fue tener hijos.

Cuando me convertí en madre, me di cuenta de lo desequilibrada que estaba.

No hay nada como la maternidad, nada como los hijos, para mostrarnos todos nuestros detonantes, todas nuestras sombras, toda nuestra toxicidad.

Sabía que la única forma de criar a una hija en paz era convertirme en esa paz.

Tuve que enfrentarme a mí mismo, enfrentarme a mis demonios y descubrir quién era yo en el fondo, debajo de todo.

Este es un viaje individual para cada uno de nosotros.

En general, las mujeres se inclinan más a ser pesados ​​divinos femeninos y los hombres se inclinan más a ser pesados ​​divinos masculinos, pero realmente puede ir en cualquier dirección para cualquiera.

Depende de usted realmente sentarse con usted mismo y determinar dónde se encuentra la mayor parte de su energía saludable, equilibrarla a través de prácticas de amor propio y cuidado personal, y ser paciente con usted mismo a medida que su verdadero yo, su Dios, sale a la luz.

Y luego, modelo para el resto de nosotros.

¡Feliz manifestación!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

La Magia del Divino Femenino y el Divino Masculino

Preguntas frecuentes sobre el Divino Femenino y el Divino Masculino

El Divino Femenino y el Divino Masculino son conceptos que han ganado popularidad en los últimos años, pero aún hay muchas preguntas en torno a ellos. En este artículo, responderemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre la magia que rodea a estas energías sagradas.

  1. ¿Qué es el Divino Femenino?
    El Divino Femenino se refiere a la energía sagrada que se encuentra dentro de todas las mujeres y el aspecto femenino de la creación. Representa la intuición, el amor, la sensualidad y la capacidad de dar vida. Para obtener más información sobre este tema, puedes consultar el artículo sobre el Divino Femenino en Wikipedia.
  2. ¿Y qué es el Divino Masculino?
    El Divino Masculino es la energía sagrada que se encuentra dentro de todos los hombres y el aspecto masculino de la creación. Representa la fuerza, la protección, el propósito y la capacidad de afirmarse en el mundo. Si deseas profundizar en este tema, puedes visitar el artículo sobre el Divino Masculino en Wikipedia.
  3. ¿Cuál es la importancia de equilibrar estas energías?
    El equilibrio entre el Divino Femenino y el Divino Masculino es esencial para alcanzar la plenitud y la armonía en nuestras vidas. Estas energías complementarias coexisten en todos nosotros, independientemente de nuestro género. Cuando logramos integrar y equilibrar ambas energías, experimentamos un mayor bienestar emocional, mental y espiritual.
  4. ¿Cómo puedo conectarme con el Divino Femenino y el Divino Masculino?
    Hay muchas formas de conectarse con estas energías sagradas. Algunas prácticas incluyen la meditación, el trabajo con los chakras, rituales de sanación, la exploración de arquetipos divinos y el estudio de tradiciones espirituales que honran la dualidad sagrada. Experimenta con diferentes enfoques y encuentra aquellos que resuenen contigo.
  5. ¿Puedo trabajar con el Divino Femenino y el Divino Masculino si no me identifico con mi género asignado al nacer?
    ¡Absolutamente! El Divino Femenino y el Divino Masculino trascienden las nociones binarias de género. Estas energías son universales y pueden ser exploradas y conectadas por cualquier persona, independientemente del género con el que se identifiquen.

Esperamos que estas preguntas y respuestas hayan aclarado algunas dudas sobre el Divino Femenino y el Divino Masculino. Recuerda que la magia de estas energías está disponible para todos nosotros, y podemos cultivar su presencia en nuestras vidas para un mayor crecimiento espiritual y empoderamiento.

Deja un comentario